viernes, 28 de agosto de 2009

LOS SUBALTERNOS SE NIEGAN A TOREAR EN COLLADO MEDIANO

Según indica el portal "Mundochoto", al parecer a la hora del sorteo se negaron a hacer el paseillo por exceso de peso de los novillos, trapío y pitones. Dijeron a las autoridades que pesaran a los novillos pero estos se negaron y los peones se fueron de patitas para casa. Los susodichos son los siguientes: Carlos Hombrados y Julio Campano dela cuadrilla de Javier Cortés. Fernando Galindo,Agustín Serrano y Pablo Ciprés.

Según Joaquín Romera apoderado de Sergio Blanco uno de los actuantes de hoy dice lo siguiente: "es una plaza de cuarta categoría y por tanto no había obligación de poner tablilla ni pesar novillos, para torear han pedido más dinero a la empresa. Han utilizado coacciones y amenazas veladas para que no se toree".

El cartel estaba formado por Javier Cortés, Francisco Pajares y Sergio Blanco, con utreros de Monte La Ermita.

Estos subalternos junto con la mayoría de toreros de pitiminí que tenemos lo que tendrían que hacer era negarse a actuar cuando estuvieran las reses mutiladas, inválidas, cojas, trilladas, abecerradas. Rebajarse el sueldo también

Panda de desvergonzados y trileros así le luce el pelo a la fiesta y cada día de mal en peor, sino miremos el veranito de hierros comerciales que llevamos en todas las plazas de capitales de provincias e incluido Bilbao, el juego que están dando y la presentación chotil que están sacando. Y las figuras llenándose el saco junto con las empresas. ¡VERGONZOSO Y ASQUEROSO!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Alucinante lo que cuentas, que unos tíos como Hombrados y Campano hagan eso con las que han lidiado en Las Ventas me parece absolutamente increible. Así está el panorama, que Dios nos pille confesados!

J.Carlos

bastonito dijo...

Pues ya verás como no les pasa nada y la administración y el taurinismo profesional silbarán "El Sitio de Zaragoza" mirando hacia otro lado. ¡Vaya panda de golfos!

Badila dijo...

Buena novillada la del viernes. Novillos de Monnte la Ermita, bien presentados, encastados y fuertes, al menos dos novillos salieron escobillados pero sin afeitar.
Los peones se encargaron de hacerlos derrotar continuamente en los burladeros.
En el caballo se les picó duro y barrenando. El sexto derribó con fuerza, se llevó un segundo puyazo y le dieron la vuelta al ruedo.
Javier Cortés triunfó toreando al natural y Sergio Blanco mostró ganas aunque algo verde.
Un saludo.