viernes, 30 de enero de 2009

¿ QUE ES DE LOS TULIOS?

Su última comparecencia en Madrid data de un 24 de Julio del año 2005, desde esa fecha no he vuelto a ver una corrida suya anunciada a no ser para recortes y creo recordar una comparecencia en una plaza del norte:Azpeitia ¿ puede ser ?.
Me gustaría que alguien me informara de buena tinta que esta pasando en Valdevacas y los Guaperales y si están trabajando para sacar adelante la ganadería ya que la comparecencia última en Madrid fue una auténtica pena con animales descastadísimos y algunos muy flojitos.

Ójala recuperemos este encaste y salgan toros como aquel Isleño de Las ventas 2003 uno de los toros de los últimos años con más trapío y casta.









3 comentarios:

Anónimo dijo...

Precisamente este tipo de ganado es el que deberíamos ver en Madrid fuera de ferias y no tanto subproducto bodeguero. Si una plaza de referencia como Las Ventas diera oportunidades a estos románticos del ganado, posibilitaría que los ganaderos trabajasen en la dirección correcta y así podrían seleccionar sus productos en base a criterios más del gusto del aficionado y no del gusto de los toreros. Bastante daño han hecho a lo largo de la historia con sus exigencias, exigencias que han propiciado un toro excesivamente dócil y que aporta poca o nula emoción a la lidia.

En los tiempos que corren, si no ha desaparecido ya, está a punto de desaparecer el término “toro de lidia” puesto que a todos los toros se les lidia de igual forma. Si un día toca un toro que no se presta al “toreo moderno” el matador echa siempre la culpa al toro, incluso ya han sacado un término que alude directamente a tal tipo de condición diciendo que es un toro “a contraestilo" y así poder justificarse con el público a base de quitarle las moscas de la cara y pegar el sartenazo de su vida, pero además huyendo no sea que el toro les manche el traje.

Tienen una bomba en sus manos que les va a explotar en cualquier momento porque se ha endulzado tanto el espectáculo que la gente ha dejado de tener interés por la fiesta. Si a este tipo de toro actual, que propicia que los toreros puedan torear mejor de muleta por la poca peligrosidad que ofrece el astado (y si sale con peligro ya se encargará el varilarguero de bajarle los humos) , se suma que el torero moderno se toma tomas las ventajas habidas y por haber, resulta en un espectáculo de lo más descafeinado.

J.Carlos

kaparra dijo...

La corrida de Tolosa fue un dolor

Anónimo dijo...

A estas ganaderias no se les perdona un fracaso en Madrid, Sevilla....y se les borra de los carteles sin mas oportunidad,no como otras muchas que a pesar de estar en las listas negras repiten y repiten.
El verdadero aficionado debe exigir estas ganaderias en sus plazas por el bien de la fiesta.
Pedro S.